¿EL RUIBARBO PUEDE SER TÓXICO? » La ambivalencia de salud y enfermedad

Las plantas tóxicas son aquellas que causan perjuicios en quienes las consumen, les enferman, les pueden producir la muerte. Suele decirse que casi todas las plantas que sirven a nuestra alimentación tienen componentes tóxicos. En el caso del ruibarbo, aquella ambivalencia se encuentra suficientemente demostrada: sana y enferma. Existen muchas y viejas historias de personas que han muerto intoxicadas por el consumo de esta planta. Por ello, tenemos este artículo acerca del ruibarbo tóxico.

El ruibarbo (en latín, rheum rhabarbarum), es una planta curiosa porque, al mismo tiempo, es una fruta y una verdura. Esto significa que puede ser empleada tanto en comidas saladas como en confituras y postres. Sus pecíolos llegan alcanzar una altura de hasta tres metros, sus colores pueden variar entre el rojo y el verde. Siempre hay que advertir que lo único que es comestible de la planta son sus tallos.

Es totalmente cierto que posee numerosas propiedades benéficas y que estas prevalecen sobre las perjudiciales. Pero, es necesario admitir que sus raíces y sus hojas contienen un componente perjudicial al organismo, el ácido oxálico. Este ácido se aglutina, particularmente, en sus hojas y en sus raíces y es realmente tóxico.

ruibarbo tóxico propiedades

El ruibarbo tóxico y sus características

Aun a riesgo de parecer pesados, insistimos en que la única parte comestible del ruibarbo, son sus tallos. No por esto, hay que dejar de reconocer que el ruibarbo posee múltiples cualidades medicinales y benéficas para la salud. Estos son conocimientos que se han venido transmitiendo, por diversas vías, desde la antigua medicina tradicional china. Desde entonces, se le ha empleado tanto en la medicina como en la alimentación en el Mundo Occidental.

El ruibarbo es una planta de estación, suele ser recolectado en la primavera. A medida que sus hojas van creciendo y desarrollándose, también van aumentando los niveles de ácido oxálico que posee. Y, en esa misma medida, se hace tóxico y peligroso para la salud; por esto hay que evitar, a toda costa, el consumo de sus hojas y sus raíces.

La toxicidad de los oxalatos que contiene el ruibarbo

Los perjuicios del ácido oxálico se manifiestan cuando lo consumes en altas proporciones, el organismo comienza a fallar. Deja de absorber eficientemente, minerales (como el calcio, el hierro y el zinc) que el cuerpo obtiene de los alimentos. Puede generar una indeseable aglomeración de calcio en los riñones provocando cálculos y cólicos nefríticos. También puede conducir a la aparición de enfermedades en el páncreas.

Otro de los efectos del ácido oxálico en nuestro organismo es la presentación del llamado signo del nudo ciego. Es una enfermedad observable en el tracto intestinal que se traduce en una pérdida de movilidad natural de los intestinos. Los oxalatos del ruibarbo, son particularmente peligrosos si padeces de gota o de exceso de ácido úrico en la sangre. El ácido oxálico contribuye a empeorar estos padecimientos.

La toxicidad del ruibarbo es igualmente perjudicial para personas que padecen de irritabilidad del colon, de cirrosis hepática o hepatitis. En el caso de mujeres embarazadas, tampoco es aconsejable que se consuma el ruibarbo, pues tiene un potencial abortivo. Por supuesto, los efectos tóxicos del ruibarbo están correlacionados con la cantidad que se haya consumido y con la rapidez con la que se atienda sus síntomas.

ruibarbo tóxico peligros

Paradojas del ruibarbo tóxico

Como hemos señalado, los oxalatos que posee esta planta, pueden generar diversas enfermedades en nuestro cuerpo. Sin embargo, sus componentes benéficos actúan en términos totalmente los opuestos, en los mismos órganos. Por ejemplo, por su alto contenido en fibra, el ruibarbo tiene propiedades laxantes que estimulan la evacuación combatiendo el estreñimiento.

En contraste con el síndrome del nudo ciego, el ruibarbo favorece los movimientos intestinales, ayudando a limpiarlo y liberarlo. Te beneficia si padeces de estreñimiento pero, si lo usas excesivamente, te puede provocar diarrea y dolores estomacales. Así como puede afectar el páncreas, también ayuda a la función biliar y hace que se deseche el exceso del colesterol malo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…